miércoles, 10 de octubre de 2012

Recuerdo de tu fragancia

Al transcurso de la oscura noche
por la ventana de mi alma divisaba
demostración de una nueva sensación.
Iba emergiendo dentro de mis anhelos,
así llenando espacios ya destinados
aquellos aguardados para ti mi bien.

Una delicada caricia ofrendada,
sonriente he recibido de tu mano,
deslizándose por la rendija callada
de mi alma y mi taciturno pensar

El más dulce recuerdo de tu fragancia
ha venido en medio de mis memoria,
momento en el cual se erizaba mi piel,
fascinante evocación de mi mente
por traerte a un presente cercano.

Esta vez te despides de mi pecho
mientras mis brazos se enlazan
junto al palpitar de tu corazón,
ya el tiempo presuroso se aleja
de todo mi pasado en cada minuto
que mis manos acarician tu rostro.

3 comentarios: